Aznar heredó ese sistema y durante su mandato al frente del PP (hasta 2004) funcionó como una maquinaría muy rentable. Rajoy lo mantuvo hasta 2009, cuando la investigación judicial abierta por el caso Gürtel sacó de la escena política a su tesorero Luis Bárcenas. La caja B recaudó durante los mandatos de Aznar y Rajoy más de ocho millones de euros. La investigación judicial abierta ha logrado acreditar que el PP pagó durante casi 20 años múltiples servicios con dinero no declarado a Hacienda y que no figura en ninguna de sus contabilidades…

Ver noticia original ➥