El chalet, el huerto y la piscina de Josefa están dentro de Medina Azahara. Al menos dentro del área protegida como Bien de Interés Cultural (BIC) desde 2003. Josefa y su marido levantaron la casa de sus sueños en 1998, en una parcela rústica de 3.000 metros cuadrados que pagaron en efectivo y que, dicen, estaba en vía de legalización, a cientos de metros de los primeros restos excavados de la ciudad califal. La vivienda, junto a otras 400 en situación parecida, lleva años siendo objeto de polémica en Córdoba.

Ver noticia original ➥