Las previsiones apuntan a que, gracias al "fracking", la producción estadounidense superará a la de la monarquía del Golfo este año, provocando importantes cambios geopolíticos en todo el mundo. Según las últimas previsiones de la Agencia Internacional de la Energía, la producción estadounidense alcanzará este año la cifra récord de 10 millones de barriles de crudo diarios. Así, se calcula que la potencia norteamericana desbancará este año a Arabia Saudita de la posición de liderazgo que ostenta con un 13,5% de la producción mundial.

Ver noticia original ➥