Hay quienes defienden la perseverancia de acabar un libro y otros que abogan por abandonarlo sin más. "Si un libro aburre, déjelo. No lo lean porque es famoso. No lo lean porque es moderno. No lo lean porque es antiguo. Si un libro es tedioso para ustedes, déjenlo. Leer es buscar una felicidad personal, un goce personal. Si no caemos en la tristeza de las bibliografías, de las citas". Así afirmó en una de sus últimas entrevistas el escritor y erudito argentino, Jorge Luis Borges.

Ver noticia original ➥