Tienen un valor histórico incalculable y forman parte del patrimonio cultural de sus países. Miles de piezas valiosas se encuentran diseminadas por museos y colecciones privadas del mundo, lejos de sus lugares de origen. Desde los mármoles del Partenón a la puerta de Ishtar o el busto de Nefertiti…

Ver noticia original ➥