Como evidenció un estudio reciente, y tras poco más de siete décadas de separación, el coreano ya no es el mismo entre el norte y el sur. El 45% de la población encuestada tenía problemas para entender los diálogos de coreanos de la zona contraria, y en un 1% de los casos los norcoreanos no entendían en absoluto lo que los surcoreanos les decían. En conclusión, y como han afirmado los lingüistas dedicados a esta empresa, al menos un tercio del vocabulario cotidiano ya no es el mismo.

Ver noticia original ➥