Levantarte de la cama escuchando en la radio que un concejal del PP de Almería manda a tomar por culo, textualmente, a una concejala de Izquierda Unida que le intenta preguntar por la apertura de la temporada de playas de la ciudad, y hacerlo el mismo día que se celebra la histórica moción de censura que manda al Partido Popular a la oposición, es en si mismo la justificación de por qué se han ganado a pulso que les echen, de por qué son pocos los que llorarán el adiós de Rajoy, y al mismo tiempo una premonición de la medicina que ese mismo día

Ver noticia original ➥