Ya es una realidad: tras 14 años de existencia y salvo que unos resultados diferentes en las elecciones permitan un giro brusco de los acontecimientos, Múnich abandonará el proyecto LiMux para volver a Windows. A partir de 2020 se empezará a implementar Windows 10 en los más de 20 000 ordenadores que posee la administración. ¿Cuáles han sido las razones del cambio? Según recogen en TechRepublic, el principal motivo fue el informe de Accenture, una consultora tecnológica ligada a Microsoft a través de la subsidiaria Avanade.

Ver noticia original ➥