Un tribunal de Södertörn (Suecia) absolvió hoy a cinco hombres acusados de una violación en grupo en el rellano de una escalera al considerar que las pruebas presentadas eran insuficientes para confirmar que la mujer fue forzada a realizar actos sexuales. La ley actual sueca define la violación como el sexo forzado a través de violencia o amenazas o aprovechando la situación de vulnerabilidad de la víctima. Los hombres acusados durante el juicio admitieron haber tenido sexo con la mujer pero alegaron que fue consentido.

Ver noticia original ➥