Desde el Consistorio se considera que la campaña no beneficia a la imagen de la ciudad, por lo que se ha solicitado formalmente echarla para atrás. Las explicaciones dadas por la academia en respuesta al Ayuntamiento indican que esta campaña sólo se ha puesto en marcha en algunas estaciones de metro de Madrid y con reparto de ‘flyers’ en zonas universitarias, si bien todas las campañas pendientes se han paralizado. En la respuesta dada al Ayuntamiento, la academia reitera sus disculpas y se detalla que sólo se pretendía "un poco de humor"

Ver noticia original ➥