Entre 2008 y 2015, la Inspección hizo 1.500 requerimientos a empresas relacionados con casos de acoso sexual laboral y solo se dictaron 49 sentencias de condena. "Hay muy pocas mujeres que den el paso de denunciar, hay mucha vergüenza y mucho miedo", dice la vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas. Para Fermín Yébenes, de la Unión Progresista de Inspectores de Trabajo, los protocolos de actuación son herramientas útiles dentro de las empresas

Ver noticia original ➥