Rakem Balogun pensó que estaba soñando cuando policías armados con equipo de asalto irrumpieron en su apartamento. Despertado por el estruendo y los gritos de los agentes, se dio cuenta de que la pesadilla era real cuando él y su hijo de 15 años fueron obligados a salir de su hogar en Dallas llevando solo la ropa interior. Esposado y temblando por el frío y el viento, Balogun pensó que solo un malentendido podía haber llevado al FBI a su puerta aquel 12 de diciembre de 2017. Padre de tres hijos, dijo haber recibido una sorpresa cuando más tard

Ver noticia original ➥