La administración Trump quiere convertir la ISS en una especie de empresa inmobiliaria gestionada por la industria privada. La Casa Blanca planea acabar con la inversion en la estación después de 2024 pero no pretende acabar del todo con el laboratorio orbital y está trabajando en una transición al sector privado, de acuerdo con un documento interno de la NASA.

Ver noticia original ➥