El uso del Código Seguro de Verificación (CSV) para cotejar documentos con sus versiones electrónicas originales está ampliamente extendido en las administraciones públicas, pero llama especialmente la atención el caso de la Agencia Tributaria (AEAT). Simplemente con el CSV que aparece en los impresos de las liquidaciones de impuestos se puede acceder a la totalidad del documento: los principales datos personales y económicos del contribuyente.

Ver noticia original ➥