Ahed se ha convertido en la nueva cara de la resistencia en Palestina. Lo que ha precipitado su detención es un vídeo en el que la joven adolescente le da un guantazo a un soldado israelí. Un sonado guantazo que se ha sentido en todo Israel como una humillación a su ejército, la institución más importante del país. Una señal de rebeldía ante la ocupación que Israel no podía dejar sin castigo.

Ver noticia original ➥