El embajador de EE.UU. en Alemania pidió a las empresas que abandonaran Irán inmediatamente. Pero las empresas alemanas, que tienen una larga historia en el país, se han estado preparando para este momento durante meses, eliminando efectivamente a Estados Unidos de cualquier negocio relacionado con Irán. "No estamos conmocionados", le dijo a Handelsblatt. "Desde hace algún tiempo, las compañías que hacen negocios en Irán han estado tratando de encontrar sustitutos para cualquier aspecto relacionado con EE.UU. de sus cadenas de suministro."

Ver noticia original ➥