La tribu herero, residente en la actual Namibia, podría lograr una reparación de las autoridades alemanas por la persecución sufrida por sus ancestros durante la época colonial y que incluso ha sido reconocida como genocidio. El territorio estuvo bajo control alemán entre 1884 y 1915 bajo la fórmula colonial y con el nombre de África del Sudoeste Alemana. Hoy más de la mitad de los terrenos cultivables del país pertenecen a descendientes de alemanes y holandeses, el 6% de los habitantes.

Ver noticia original ➥