Realmente sorprendentes las declaraciones del Ministerio de Medio Ambiente de Alemania, que ha realizado un informe que pide a Europa endurecer las nuevas normativas sobre emisiones contaminantes en los coches y los vehículos industriales. Unos niveles que pide se reduzcan para 2030 comparados con los objetivos de 2021. Una reducción del 25% para 2025, y no el 15% que hay establecido en la actualidad. El objetivo del informe es indicar que para acelerar la implantación del coche eléctrico, son necesarias políticas más agresivas.

Ver noticia original ➥