Amanecer Dorado no fue vencido en los tribunales o en el campo de la política electoral. Gracias a la acción directa militante y al trabajo de solidaridad de los movimientos sociales, la legitimidad social del partido neonazi ha quedado seriamente minada. Mirando hacia atrás, la noche del 17 de septiembre de 2013, la noche durante la cual el rapero antifascista griego Pavlos Fyssas fue asesinado por miembros del partido neonazi Amanecer Dorado, fue la noche que cambió todo. No solo para nosotros, amigos de Pavlos, sino también para el panorama

Ver noticia original ➥