El corredor de ultrarunning italiano, Roberto Zanda, ha tenido que someterse a la amputación de los pies y la mano derecha a causa de las congelaciones de cuarto y quinto grado que sufrió durante la carrera extremaYukon Arctic Ultra, disputada en Canadá.

Ver noticia original ➥