En el transcurso de una entrevista concedida a Radio Ya, el antiguo militante ultraderechista Abelardo Pons ha asegurado que la matanza de Atocha "fue realmente un accidente". Según Pons, el objetivo del grupo que entró en el despacho laboralista madrileño era "asustar" pero que "al sonar el teléfono pegaron un tiro" debido a que "estaban nerviosos". Pons ha proseguido explicando que en la matanza "hubo un gran intervención y manipulación por parte de las cloacas del Estado".

Ver noticia original ➥