Los motivos son sencillos. La cuota de mercado de Samsung ha decrecido en este primer trimestre un 7,1%, situándose en un incómodo 23,9%. ¿Por qué incómodo? Porque Huawei ha subido un 31,2%, incrementando su cuota de mercado hasta el 23%. Menos de 1% separa a Samsung de Huawei, que se acerca por la derecha dispuesta a adelantar a los coreanos en cuanto tenga ocasión.

Ver noticia original ➥