Con sus líderes descabezados –Santamaría dixit– el independentismo gana votos: de casi dos millones en 2015 a poco más de dos ayer –1.966.508 / 2.063.361–. La represión, judicialización y política del anti-diálogo, el “¡aquí mando yo!” del PP no parecen haber intimidado demasiado el electorado independentista, que también consigue casi 20.000 votos más de los que obtuvo el “Sí” del pasado referéndum del 1 de octubre…

Ver noticia original ➥