El nuevo animal se asemeja a una araña en tener colmillos, pedipalpos masculinos, cuatro pares de patas e hileras de producción de seda en su parte posterior. Sin embargo, también tiene un flagelo largo o cola. Ninguna araña viviente tiene cola, aunque algunos parientes de las arañas, los escorpiones látigo, tienen un flagelo anal.

Ver noticia original ➥