Aristrain de la Cruz ha ejercido su derecho de compra sobre los terrenos, que estaban cedidos mientras el complejo se mantuviera en funcionamiento. ArcelorMittal mantuvo la actividad de la fábrica hasta que en 2012 cerró definitivamente sus puertas por una reorganización de la estrategia del grupo. Se desconocen las intenciones sobre los terrenos, pero, en un momento de gran auge del mercado inmobiliario en general y del logístico en particular, los expertos no descartan su venta en un futuro no muy lejano con importantes plusvalías.

Ver noticia original ➥