El arma más sofisticada utilizada en la guerra civil fue probablemente la emisora móvil Lorenz enviada por el gobierno alemán a las fuerzas nacionalistas, que desembarcó en el puerto de Vigo en diciembre de 1936. La emisora completa resultaba bastante aparatosa, pues estaba compuesta por un convoy de cuatro camiones grandes con sus remolques. Este despliegue resultaba necesario pues la emisora Lorenz móvil era completamente autosuficiente: necesitaba tan sólo combustible para el generador y sustento para los técnicos.

Ver noticia original ➥