En las profundidades de una ciénaga en la República rusa de Tuva, un arqueólogo suizo ha descubierto un túmulo funerario intacto de los escitas. Todo parece indicar que se trata no sólo de la tumba más grande conocida de un príncipe escita en el sur de Siberia, si no también de la más antigua encontrada hasta la fecha. Además se cree que podría albergar tesoros en un excelente estado de conservación.

Ver noticia original ➥