Un punto menos por no recoger los excrementos de su perro, otro por no pagar las multas a tiempo y otro menos si le pillan en un comportamiento incívico en un autobús público. Si pierde todos los puntos no podrá coger un avión ni un tren, ni sus hijos podrán entrar en un colegio privado. Este carné por puntos es ya una realidad en China.

Ver noticia original ➥