A mediados del siglo pasado los coches eléctricos casi habían desaparecido. Pero no todos se resignaron a darlos por muertos, y en 1946 se fabrica el primer coche eléctrico español: el DAR. El coche fue diseñado por Francisco Domínguez-Adame Romero (Sevilla, 1905-1987), que en poco más de cinco meses se encargó de diseñarlo, construirlo artesanalmente con ayuda de su familia y matricularlo.

Ver noticia original ➥