Los espectadores están divididos en si estos gritos son positivos o no, aunque la jugadora onubense ya ha explicado que se deben a motivos tácticos. "Siempre analizo a mi rival antes de jugar. Por ejemplo, a las chinas les influye mucho cuando les gritas porque ven que sigues ahí luchando".

Ver noticia original ➥