El Gobierno de Manuela Carmena ha reducido la deuda de Madrid en 2.070 millones de euros desde su llegada al Ayuntamiento de la capital. A pesar de ello, Hacienda intervendrá sus cuentas, en una decisión sin precedentes, y le pide recortes para los próximos 14 meses de más de 600 millones. ¿Cómo es esto posible? Porque Hacienda aduce que Madrid está actuando fuera de la ley, la de la contención presupuestaria que opera en España desde 2012.

Ver noticia original ➥