El nuevo fraude en el consumo tiene al atún por rey: vender un filete de este pescado haciéndolo pasar por atún rojo consigue inflar los precios de 12 a casi 30 euros el kilo. Los expertos avisan de que, al menos, un 40% de las piezas de atún rojo son timos.

Ver noticia original ➥