Pocas cosas dan más pereza que abrir el buzón de casa y encontrar una carta de una administración. Letrillas apretujadas, lenguaje farragoso, palabros que aumentan las dioptrías… Un día cualquiera puedes abrir un sobre y encontrar un papel que dice: «Notificación de denuncia e incoación de expediente sancionador». —¿Mande? A partir de principios del próximo febrero, en vez de esa frase, habrá una más clara: «Denuncia por infracción de circulación. Multa».

Ver noticia original ➥