Después de una lesión en la cabeza, la membrana protectora del cerebro se puede reparar con sorprendente rapidez gracias a la ayuda de un organizadísimo ejército de células inmunitarias. En un nuevo estudio, un equipo de los NHI observaron en tiempo real cómo estas células asumían trabajos para reparar el revestimiento dañado del cerebro, también conocido como las meninges. Estos resultados pueden ayudar a proporcionar pistas sobre el proceso de cura de lesiones leves consecuencia de un golpe leve. Pero no tanto con un segundo traumatismo.

Ver noticia original ➥