El padre fundador de Israel, David Ben Gurion, dijo una vez sobre los palestinos: "Los viejos morirán y los jóvenes lo olvidarán". Estaba equivocado. Al comienzo de la segunda Intifada en 2000, la imagen de Mohammed al-Dura, un palestino de 12 años que su padre estaba tratando de proteger el fuego israelí, pidiendo a los soldados que cesasen el fuego, se convirtió en un icono. Las balas siguieron silbando y Mohammed murió de sus heridas. Casi un mes después, otra imagen de un niño palestino atrapado en medio del conflicto se volvió viral.

Ver noticia original ➥