Según el colectivo jurídico ‘A las vías’, el muro del AVE viola los derechos fundamentales de la vecina denunciante. El problema actual es que el Ejecutivo regional, también controlado por el PP, quiere que el AVE llegue a la ciudad en lugar de quedarse en la vecina localidad de Beniel, en la frontera con Alicante y a 10 kilómetros de la capital. Y eso implica la instalación de un muro -por las obras del tendido de alta tensión- que en ocasiones se ha acoplado a centímetros de las viviendas más cercanas a las vías. De ahí viene la denuncia.

Ver noticia original ➥