No sólo hemos descubierto América. El hallazgo del Nuevo Mundo fue tan importante que nos hemos olvidado de otros hitos, como el hecho de que fuimos los primeros en surcar los mares que conducían a esta inmensa isla-continente a la que pusimos un nombre que evocaba a la dinastía de los Austrias. La historia olvida cosas y las pone a pie de página, pero nosotros le devolvemos el espacio que nunca debían haber perdido y que te ha llevado a enterarte ahora mismo de que las huellas de Australia son… españolas.

Ver noticia original ➥