El australiano David Goodall, que a sus 104 años es el científico más antiguo del país, ha finalizado su viaje hasta Suiza, donde se va a someter a una eutanasia.David Goodall, que a sus 104 años es el científico más longevo de Australia y cuya condición física se ha deteriorado significativamente en los últimos años, ha llegado Suiza para someterse a una muerte asistida es legal. "Una persona tan anciana como yo debería tener los derechos plenos de un ciudadano, entre ellos el de la muerte voluntaria asistida", señalaba.

Ver noticia original ➥