Los agentes del Servicio Federal de Aduanas frustraron el contrabando de los restos furtivos de cientos de animales salvajes capturados ilegalmente. En su recorrido, los agentes del FSB encontraron las pieles de cinco Amur en alto peligro, o tigres siberianos, junto con 867 patas de osos pardos y asiáticos (negros). También incautaron garras y vesículas colas y genitales de diversos animales en extinción, y docenas de kilogramos de grasa seca y testículos de ranas. En la operación también fueron encantadas diversas armas de fuego.

Ver noticia original ➥