El Ministerio de Hacienda ha puesto contra las cuerdas al Ayuntamiento liderado por Manuela Carmena en un nuevo capítulo de la disputa que ambos mantienen desde hace meses. Montoro asumirá un control semanal de las cuentas públicas del Consistorio para “corregir” el incumplimiento “sistemático” de la regla de gasto, que impide a las corporaciones superar la tasa de referencia basada en el crecimiento de la economía española. El equipo de la alcaldesa considera que el Gobierno mantiene una ofensiva “política” e “injusta” contra el Ayuntamiento.

Ver noticia original ➥