Una cincuentena de balcones de la ciudad de Lleida, la mayoría en el centro histórico, muestran pancartas para denunciar la situación de los temporeros que duermen al raso en la ciudad, una iniciativa que se enmarca en la campaña "Fruta con justicia social". "Silencio, temporeros durmiendo en la calle" es el lema de las pancartas que se pueden ver en diferentes fachadas de la capital del Segrià, donde el verano pasado llegaron a dormir en las calles y plazas más de un centenar de personas. La campaña está impulsada por la Crida per Lleida-CUP.

Ver noticia original ➥