Solicitó informes a la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE) sobre clientes que habían solicitado en el pasado determinados productos de crédito. La entidad lo achaca a un error técnico de "difícil detección"

Ver noticia original ➥