Después de que el Tribunal de Cuentas europeo advirtiera al Ejecutivo de la falta de resultados del plan financiado por Bruselas para crear empleo juvenil, España sigue siendo el tercer país de Europa con más jóvenes que ni estudian ni trabajan. El PSOE denuncia que la política del Gobierno "sólo ha aportado paro, precariedad y devaluación salarial".

Ver noticia original ➥