Año 859. Reina en Asturias desde nueve años antes Ordoño I, hijo de Ramiro I. Con estos dos monarcas se ha impuesto definitivamente en el trono de Oviedo la línea sucesoria cántabra de Fruela Pérez frente a la extinguida estirpe del primer rey asturiano Don Pelayo. Ordoño I está tratando de imponer en la zona este de su reino la misma política repobladora que ha seguido en el valle del Duero, tras la relativa despoblación de dicha zona impuesta por el hermano de Fruela Pérez, Alfonso I, que reinó entre los años 739 y 757.

Ver noticia original ➥