La forma en que los genes se pliegan determina su actividad en nuestro cuerpo. Los biofísicos de la universidad de Leiden son ahora los primeros en desplegar molécula por molécula la estructura de un gen y las proteínas que lo rodean. Klaas Hermans diseñó una pieza artificial de ADN, una horquilla de ácido nucleico bloqueado, para acoplar al gen de la levadura. Luego extrajo esta horquilla de la solución con perlas magnéticas. Luego, utilizó pinzas magnéticas para separar el gen y las proteínas circundantes, molécula por molécula.

Ver noticia original ➥