El broch situado en la pequeña isla de Mousa, en el archipiélago escocés de las Shetland, es uno de los edificios prehistóricos mejor conservados de Europa. No solo eso, de los más de 500 brochs que se pueden encontrar en Escocia, este es el más alto de todos, y además se puede visitar gracias a las reparaciones llevadas a cabo en la década de 1980. Un broch es un tipo de torre construída con piedra seca, sin mortero, de forma troncocónica y muros dobles, durante la Edad del Hierro escocesa (entre el 300 a.C. y el 500 d.C.).

Ver noticia original ➥