La Comisión Europea investiga si la exconcejala de Medio Ambiente de Madrid Ana Botella usó un ardid en 2009 para tapar los niveles de contaminación de la capital.Bruselas ha pedido explicaciones por la eliminación a finales de 2009 de las estaciones de medición donde se registraban los peores datos, después de que Ana Botella anunciara que remodelaría la red de medición de calidad del aire. A partir de 2010, la Comisión Europea iba a aplicar cuantiosas sanciones a los países que no evitaran que sus ciudadanos respiraran aire contaminado..

Ver noticia original ➥