Bulgaria asumió este lunes la presidencia de turno del Consejo de la Unión Europea, tomando el relevo de Estonia. Y sus lenguaraces ministros tendrán el papel de coordinación europea durante los próximos seis meses. El viceprimer ministro Valeri Simeonov acusó en el Parlamento a los gitanos de ser "monos feroces dispuestos a matar para robar unas levas" y a sus mujeres de tener "los instintos de una puta callejera". Bajo la marca Patriotas Unidos, tiene 27 de los 240 escaños de la actual Asamblea Nacional y sirve de soporte al gobierno.

Ver noticia original ➥