Un anónimo denunció 400 casos de eutanasia irregular. El Gobierno de Madrid dio pábulo y remitió a la Fiscalía 73 sedaciones practicadas por 15 especialistas. Montes y sus compañeros fueron destituidos. "Efectivamente no hay consentimientos en más de 50 expedientes" y un "goteo de sedaciones irregulares, incorrectas o excesivas", dijo el consejero de Sanidad, Manuel Lamela. La justicia archivó finalmente el caso y mandó eliminar cualquier referencia a mala práctica médica

Ver noticia original ➥