Todos los grupos, desde el PP a ERC, pasando por el PSOE o el PNV, rechazan constituir una comisión de investigación en el Congreso y reprochan a la formación de Albert Rivera el uso del terrorismo como arma arrojadiza para la búsqueda de réditos electorales e intereses partidistas

Ver noticia original ➥